Cámara de Comptos: “Incertidumbre, inseguridad y cierto desconcierto” en Egüés

pleno 5

La Cámara de Comptos de Navarra ha publicado el informe sobre el Ayuntamiento del Valle de Egüés, correspondiente al ejercicio de 2011, en el que se analiza la ejecución presupuestaria, el cumplimiento de la legalidad, la situación financiera y el grado de aplicación de las recomendaciones de anteriores fiscalizaciones.

El informe de la Cámara de Comptos pone de manifiesto la “situación de incertidumbre, inseguridad y cierto desconcierto” en que se desarrolla la actividad municipal de Egüés en los últimos tiempos, lo que no favorece una adecuada gestión pública.

En 2011 el Ayuntamiento de Egüés gastó 9,9 millones e ingresó 8,2 millones. El cuanto a los gastos, a personal se destina el 39%, otros gastos corrientes suponen el 43%, el 15% son gastos de capital y el 3% carga financiera. Por lo que se refiere a ingresos, el 57% procede de impuestos, el 41% de transferencias y los ingresos patrimoniales aportan el 2%.

En 2011 el Ayuntamiento gastó un 4% menos que el año anterior, mientras que los ingresos cayeron el 15%. La reducción de los gastos se debe a la bajada en las inversiones ya que los gastos corrientes se incrementaron un 11%. En cuanto a los ingresos, el descenso más importante se dio en impuestos indirectos y transferencias de capital.

La Cámara de Comptos cita como incertidumbre las posibles consecuencias económicas de la comisión de investigación puesta en marcha en el ayuntamiento, que está analizando contrataciones realizadas por el propio consistorio y sus sociedades públicas. Las conclusiones de dicha comisión se aprobaron en mayo del año pasado, habiéndose trasladado la información al Juzgado de Aoiz, la Fiscalía y la Hacienda Foral para que determinen las consecuencias de esas actuaciones.

El informe cita también la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que ha estimado el recurso del ayuntamiento contra una sentencia de reclamación de responsabilidad patrimonial por haber anulado una licencia para la construcción de un apartotel en Gorraiz. Dicha sentencia, firme y sin posibilidad de recursos, despeja una importante incertidumbre económica para las arcas municipales.

En cuanto a la legalidad, el informe ha detectado incumplimientos de la normativa de la contratación administrativa, “especialmente en la ausencia de tramitación de los oportunos expedientes de modificación contractual y en la falta de diversa documentación administrativa”.

Por lo que se refiere a la situación financiera del consistorio, dispone de un remanente de tesorería significativo, 1,5 millones,  generado por la actividad urbanística de años anteriores. No obstante, la crisis está deteriorando la situación lo que se ha traducido en que los ingresos sean insuficientes para financiar los gastos, traducido en un déficit de 673.000 euros.

Ante esto, la Cámara de Comptos recomienda que se realice un plan económico-financiero para contener gastos corrientes y aumentar los recursos ordinarios. Además, el informe pide que se incluyan en la cuenta general, como anexo, las cuentas de las sociedades urbanísticas participadas mayoritariamente por el ayuntamiento y que se replantee el actual modelo de gestión urbanística a través de dichas sociedades, disolviéndolas al finalizar las promociones en curso. En este sentido, la Cámara de Comptos vuelve a criticar ese modelo de gestión, basado en la creación de sociedades urbanísticas, al considerarlo contrario a los principios de transparencia y control en un área tan importante desde el punto de vista económico.

Fuente: Cámara de Comptos de Navarra, www.camaradecomptos.navarra.es

Publicidad