Cuidado de las orejas del bebé para que no se doblen

En muchas ocasiones, hay bebés que nacen con las orejas dobladas sobre sí mismas, lo cual no es muy agradable para los padres del niño, pero hay que mantener la calma. Los pediatras afirman, que a medida que el niño vaya creciendo, las orejas irán tomando su forma natural, ya que sus cartílagos crecerán y se endurecerán como corresponde, sin ningún tipo de intervención. Muchos de estos casos se presentan cuando el niño nace de forma prematura. El primer consejo que se os puede ofrecer, es que siempre consulten con su pediatra, ya que sólo él podrá reconocer el problema y ofrecer cualquier otro tipo de tratamiento, si el caso lo amerita.

Ahora bien, existen casos en que el problema va más allá de unas orejas dobladas. En el mundo de la pediatría esto se reconoce como una malformación congénita, y recibe el nombre de “orejas de soplillo”. Los especialistas en pediatría afirman que estamos en presencia de esta peculiaridad cuando el tamaño, forma o posición de las orejas no guardan un aspecto proporcional con otros rasgos faciales, en especial, cuando la parte superior de las orejas tiene una separación de aproximadamente dos centímetros de la cabeza, o bien, ésta se encuentra doblada de una manera poco común.

Este es un problema que puede poner en estado de alarma a muchas madres, y las interrogantes pueden ser muchas, ¿Por qué mi bebé tiene las orejas deformadas? ¿Tendrá las orejas de esa manera para siempre? La respuesta a éstas y otras interrogantes que puedan surgir en torno a este tema, es no, ya que existen soluciones a este problema.

Es importante destacar, que este es un problema de tipo estético, que si bien, no afecta la salud del bebé, puede repercutir en el futuro en su desenvolvimiento psicosocial, afectando su autoestima y desenvolvimiento con el entorno. En casos muy marcados, puede llegar a ser víctima de bullying. Sea como fuere, a ninguna persona le gusta que se burlen de sus defectos físicos, y es posible evitar esto en vuestros hijos, si actuáis de manera rápida en sus primeros años, ya que en esta etapa el cartílago de las orejas es mucho más suave y, por ende, más manejable.

Ahora, debido a que ya sabéis de qué trata este problema y cuáles podrían ser sus consecuencias, es pertinente proponer soluciones para corregirlo.

Soluciones a las orejas de soplillo

Si partimos de la idea de que este es un problema estético, es posible solucionarlo a través de una cirugía estética conocida como “Otoplastia”, pero esta no debería ser la primera opción, debido a que hoy en día existen otros métodos a través de los cuales se puede solucionar este inconveniente, o bien, reducirlo casi en su totalidad, sin necesidad de una intervención quirúrgica. Sin embargo, si no os satisfacen los métodos que vamos a presentaros, siempre podéis considerar esta opción.

El primero de estos métodos alternativos, nació en Badajoz, España bajo el nombre de “Otostick”. Se trata de una prótesis de silicón transparente, casi invisible, que se sujeta de la cabeza del bebé y sus orejas a través de adhesivos especiales, cabe destacar, que dichos adhesivos son hipoalergénicos y son resistentes al agua, por lo que podrá bañar a su bebé sin la necesidad de retirarle el Otostick. Existen dos versiones de este producto, una, que puede ser utilizada en niños a partir de los 3 años, y otra, dirigida especialmente a los bebés. Es una solución bastante discreta, sencilla y efectiva que no provoca ningún tipo de dolor en vuestros hijos.

El segundo método alternativo que os proponemos se denomina “Método Auri” consiste en una pinza plástica y una tira adhesiva. Según el prospecto, la pinza debe ser utilizada de noche. Se coloca en la oreja del bebé o del niño, de modo que la parte superior del pabellón de su oreja se pliegue y ejerza presión hacia atrás, es decir, hacia el antihélix. El antihélix, es el relieve curvo de cartílago, ubicado en la cara externa del pabellón auricular. Por su parte, la tira adhesiva está diseñada para utilizarse durante el día. Se coloca también en la parte posterior del pabellón auditivo, siguiendo los mismos pasos aplicados en el caso de la pinza. Según las investigaciones realizadas por un grupo de pediatras daneses, la aplicación de estos objetos durante un período prolongado de cinco meses, basta para que las orejas de los niños recuperen su postura correcta.

Por último, pero no menos importante, está el tercer y último método alternativo, que, a decir verdad, es el más sencillo de todos los métodos que podemos proponeros, es un gorrito que recibe el nombre de “Baby’s Bonnette”. Este gorrito está compuesto de una redecilla elástica, que mantendrá las orejas del bebé pegadas a su cabeza, sin comprimirlas. Es bastante cómodo y cuenta con un lazo que permite ajustarlo a la cabeza del bebé, sencillo y práctico.

Algo que es importante mencionar, y que debéis tener en cuenta, es que la aplicación de dichos métodos demanda de mucha paciencia y dedicación, ya que los resultados no se verán inmediatamente.

Sin embargo, se trata de métodos alternativos a la cirugía, altamente recomendados por los pediatras, incluso, si la aplicación de estos métodos no llegare a corregir en su totalidad el problema, una corrección parcial es ideal si se decide llegar a la cirugía estética, ya que los resultados de esta cirugía podrían llegar a ser mucho más positivos.

Soluciones que no se recomiendan

Bajo ninguna circunstancia hay que utilizar esparadrapos o adhesivos, cintas elásticas, o los clásicos gorros de niños. El primero de estos puede irritar e incluso llegar a lastimar la piel del bebé, sin mencionar el riesgo de asfixia al cual se expondría el bebé, ya que si se despega, existe el riesgo de que vuestro bebé pueda tragarlo. Además, las cintas pueden causar dolores de cabeza al bebé. Por su parte, las cintas elásticas, al igual que los esparadrapos representan un alto riesgo de asfixia, debido a que podría deslizarse hacia la nariz o boca del bebé. El gorro, si bien no representa una amenaza para el bebé, es inútil a la hora de solucionar este problema, ya que no sujeta bien las orejas del bebé, además, siempre hay la posibilidad de que se deslice con el movimiento de la cabeza.

Desde Farmacia Market nos complace ayudaros con todo lo relacionado con vuestros bebés, ya que sabemos lo laborioso que puede ser para las madres la crianza de ellos. Si estáis interesados en otros productos, o queréis saber mucho más acerca de nosotros, os invitamos a acceder a nuestra plataforma.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies