ELA denuncia el cierre y deslocalización de Cabelte-Incasa en Egüés

Los trabajadores han convocado una huelga para la semana que viene exigiendo que el Gobierno de Navarra intervenga para evitar la deslocalización total de la actividad

La dirección de Cabelte-Incasa ha informado a los trabajadores este miércoles de su intención de cerrar su planta de Egüés, previsiblemente para trasladar la producción de cable eléctrico a Portugal.

Según han criticado desde el comité de empresa “ello supone convertir el expediente de rescisión de empleo (un ERE con 24 personas despedidas) en la eliminación de toda la actividad productiva en Navarra, lo que supone la pérdida de más de 70 empleos. En principio, Egüés quedaría como una delegación comercial”.

ELA (5 representantes en el comité) ha decidido continuar con las movilizaciones y convocar una huelga para el martes 11 de diciembre. Cabe recordar que el Parlamento de Navarra va a aprobar una declaración en favor de la plantilla, y que el Ayuntamiento de Egüés ha aprobado hoy una moción en el mismo sentido.

Así las cosas, ELA exige al Gobierno de Navarra que intervenga decididamente para evitar la deslocalización de otra empresa histórica.

Publicidad