Unas 40 personas participaron en la colocación de las 2 cajas-nido para autillo en la regata de Sagaseta

Sagasesta

Dentro del proyecto ATERPEAK, coordinado por Fundación Ilundain Haritz Berri y en colaboración con el Ayuntamiento del Valle de Egüés, el pasado sábado se colocaron las 2 primeras cajas de autillo en la regata Sagaseta

El proyecto de control biológico de plagas en el Valle de Egüés llevará asociada la colocación de cajas-nido en todo el valle para autillo, lechuza, cárabo y cernícalo, como instrumento para el control de roedores tanto en núcleos urbanos como en campos de cultivo. De esta forma se pretende favorecer a estas especies, beneficiosas para el ser humano, colocando las cajas-nido para favorecer su establecimiento en el Valle.

Unas 40 personas participaron en la colocación de las 2 cajas-nido para autillo en la regata de Sagaseta, llevada a cabo por el Servicio de Jardines del Ayuntamiento del Valle de Egüés, y en ese mismo lugar se liberó a modo simbólico una lechuza que fue recuperada en el Centro de Recuperación de Fauna de Ilundain.

Eduardo Sanz, coordinador del proyecto y miembro de la Fundación Ilundain, señaló la importancia de esta colocación ya que se trata de especies en declive que no encuentran lugares adecuados para anidar y de esta forma se facilita su establecimiento. Además la realización de las cajas lleva asociado un componente social, ya que se elaboran por los y las jóvenes de la escuela taller de la Fundación.

Mikel Etxarte, concejal delegado de Medio ambiente del Valle de Egüés, señala la necesaria colaboración del Ayuntamiento en este proyecto dado su marcado carácter de sensibilización ambiental, además del beneficio agrícola y humano que traen estas especies. Por ello anima a todos los vecinos del Valle a participar en la colocación de estas cajas, sobre todo cuando llegue a sus pueblos, y como no, a participar como voluntarios en este proyecto ATERPEAK.

El proyecto final que se ejecutará durante este otoño pretende colocar cajas de lechuza en todos los núcleos urbanos, 4 cajas de cárabo en las zonas boscosas, 10 cajas de autillo repartidas por las regatas del Valle y otras 10 cajas de cernícalo repartidas por los campos de cultivo del Valle.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.