El “puto” placer ha sido nuestro

Hay ocasiones en la vida en las que se conjugan distintas formas de planear sobre la existencia. Hay ocasiones en la vida en las que vivir no es sobrevivir. Hay ocasiones en la vida en las que disfrutar significa cantar, taradear, menear, escuchar. Y, cuando alguien, llámese Enrique, Txema, Txomin o Álex hacen que muevas cabeza, contornees cuello o gires cintura, ese momento será único, insoslayable y tuyo, únicamente tuyo, y si lo hacen por una causa justa, qué más.

Y ese momento, el vivido esta tarde noche en Sarriguren, ha sido tuyo Aitor, solo tuyo.

Enrique, el placer ha sido nuestro… y de Aitor. A gusto hemos estado, muy a gusto y, por cierto, y siento ser pesado, el “puto” placer ha sido nuestro y, sabemos, que tuyo también.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies