Viajar como sinónimo de salud y bienestar mental

Sarriguren

El día a día, la rutina, el trabajo, los atascos y la tecnología hacen que nuestro nivel de estrés aumente muy por encima a lo que hacen llamar saludable. Actualmente, más que nunca, estamos sometidos a una eleva presión, la cual es necesario disminuir para gozar de una salud mental positiva. Los expertos recomiendan que lo mejor para aumentar nuestro bienestar es viajar. Y si se trata de viajar a un entorno totalmente distinto al habitual mucho mejor. Por ejemplo, si vivís en Sarriguren lo mejor que podéis hacer es elegir algún destino de playa para disfrutar de la tranquilidad. 

Viajando se aumentan las habilidades comunicativas y sociales. Te sientes en la obligación de conversar y mantener relación con personas desconocidas. Es muy positivo para una persona conocer gente nueva porque, al fin y al cabo, la vida se basa en relaciones sociales que ayudan a desarrollarse personal y profesionalmente.

El hecho de viajar a ciertos lugares como por ejemplo, países árabes o asiáticos nos puede crear ciertas inseguridades y miedos. No saber el idioma, miedo a que haya un conflicto bélico, no conocer la cultura del país, no saber que visitar o que hacer pueden ser algunos de los motivos que nos impulsen a no dar el paso de viajar. Pero lo cierto es que exponerse a todos esos miedos es la mejor forma de superarlos y alejarte cada vez más de ellos.

Realizar actividades al aire libre nos ayuda a embarcarnos en una aventura desconocida anteriormente para nosotros, lo cual estimula la capacidad para resolver problemas. Este tipo de actividades son ideales para realizarlas en entornos paradisíacos que podemos encontrar sin salir de España. Por ejemplo, son ideales las rutas de senderismo por las Islas Cíes, gymkanas de aventuras por las islas más paradisíacas de Canarias o, si vais en pareja, lo mejor que podéis hacer es alquilar moto en Formentera para llegar a los lugares más escondidos de la isla.

Siempre se ha dicho que viajar es la mejor cura para el racismo, lo cual nos hará ser más tolerantes y empáticos con la sociedad que nos rodea. Te hará deshacerte de estereotipos y prejuicios, por lo que, al fin y al cabo, te hará ser más feliz y vivir más en paz.

Aprender constantemente es sinónimo de bienestar personal. Viajar es la excusa perfecta para aprender de aquellas experiencias únicas que nos hacen conocer otras culturas, religiones y, quizás, nos haga cambiar nuestra visión sobre las cosas. Este hecho nos ayudará a enfrentarnos a diferente situaciones que nos pasen a lo largo de nuestra vida.