Vecinos afectados recurrirán ante el Supremo por la sentencia que avalaba la ampliación del Hotel Castillo de Gorráiz

Un grupo de propietarios de viviendas presentará un recurso de casación en el Tribunal Supremo frente a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TJSN) que avala la ampliación del Hotel Castillo de Gorraiz, aprobada inicialmente en 2018 por el pleno del Ayuntamiento del Valle de Egüés y de forma definitiva en marzo de 2019.

Los demandantes no comparten los argumentos de la Sala del TSJN, que ha desestimado su solicitud de declarar la nulidad del acuerdo de pleno por el que se aprobó el plan especial de actuación urbana que contemplaba dicha ampliación. El TSJN no aprecia causa de nulidad y entiende que el proyecto aúna el interés público con el privado.

Los propietarios, en cambio, están “convencidos de que se infringió el procedimiento legal durante la tramitación” y han decidido seguir adelante con el recurso de casación, lo que podría dilatar el procedimiento en el tiempo, según un escrito remitido a los medios por el despacho de abogados de Ramón Hortelano.

En primer lugar, argumentan la “ineficacia del Plan Urbanístico del Valle de Egüés (año 1999), ya que no fue publicado de forma completa en su momento en el BON como se exige según doctrina del Tribunal Supremo”.

Los demandantes sostiene que “no se publicaron entonces ni las normas urbanísticas ni las ordenanzas del mismo”, lo que a su juicio conlleva “falta de eficacia del plan y, por tanto, la nulidad absoluta de todos sus instrumentos de desarrollo, incluido este plan especial, por infracción del principio de jerarquía”.

Asimismo, entienden los propietarios que “ha habido arbitrariedad en el ejercicio de la potestad planificadora del Ayuntamiento por ausencia de interés público en la motivación en el cambio del uso del suelo”. Basan su argumentación en que la cuenta de resultados de una empresa privada, como es la mercantil Palacio Castillo de Gorraiz, “no es motivo suficiente para que una parcela verde privada pase a ser de uso hotelero, y más cuando la sociedad en su conjunto ha obtenido beneficios durante los últimos años”.

En su recurso, los demandantes aportan otros argumentos de carácter técnico-urbanístico por los que consideran que la ampliación del Hotel Castillo de Gorraiz “atenta” contra sus intereses, “depreciando el valor de sus viviendas, afectando a sus derechos de vistas y perjudicando también a su vida diaria y a su descanso”.