UPN exige la retirada del expediente del centro 0-3 años

Para los regionalistas, Etxeberria se equivoca al obligar al ayuntamiento a destinar 1,5 millones, sin contar con la financiación del Ejecutivo foral

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento del Valle de Egüés ha exigido al alcalde, Alfonso Etxeberria (Geroa Bai), la retirada del expediente de licitación del centro de 0-3 años y que se asegure la financiación por parte del Gobierno de Navarra mediante la firma de un convenio, antes de seguir adelante con la tramitación del proyecto de construcción de la nueva infraestructura educativa.

Los regionalistas, ante la suspensión “ilegal” del pleno extraordinario convocado para hoy a unas pocas horas de su celebración y tras la retirada del mismo asunto hace cinco días en el pleno ordinario, han manifestado que “el alcalde, con sus prisas, ni siquiera ha tramitado debidamente el expediente, que ha mostrado defectos de forma, y está consiguiendo que todo este proceso sea un auténtico disparate, la antología de una chapuza”.

Los concejales regionalistas afirman que “la chapuza que muestra el expediente presentado es indigna de la seriedad que merecen los vecinos del valle y sus representantes en el pleno, porque el alcalde debería de velar en primer lugar porque en Egüés se cumpla la ley, y porque los procedimientos de licitación sean exquisitos”.

UPN del Valle de Egüés señala que han tenido que suspender el pleno extraordinario “porque el expediente no era válido para tomar el acuerdo que el alcalde pretende. Nadie en su sano juicio puede fijar su postura política con base en lo que Alfonso Etxeberria nos había aportado”.

Los regionalistas han anunciado que van a requerir “una disculpa por su inapropiado comportamiento en el pleno del 29 de junio, en el que arremetió violentamente contra nosotros por el mero hecho de advertirle de que el expediente adolecía de motivos de nulidad. Debería estar agradecido al haberle evitado el ridículo que supone que se anule un expediente mal hecho, del que sólo el alcalde es responsable, además de 9.000 euros en gastos judiciales. A nuestra advertencia, hecha con la mayor lealtad al Ayuntamiento y al valle, nos respondió con insultos y mala educación”.

Asimismo, ha advertido al alcalde de que “recurrirá cualquier acuerdo tomado sin documento de reserva de crédito y sin informe de intervención legal y en forma que nos dé garantías de que la decisión que aprobamos cuenta con todos los requisitos legales oportunos”.

UPN de Egüés destaca que ha velado siempre por los intereses del valle, “pero esto no pasa, necesariamente, por plantear una actuación de urgencia y sin tener el dinero asegurado, como ha hecho el alcalde. En cinco años que lleva en el puesto no ha tenido prisa y ha dejado pasar oportunidades para hacerlo, porque se encontró una hucha de 3 millones de euros que le dejó UPN en las arcas municipales, y ahora sólo toma la decisión de realizar esta inversión por el rédito electoral”.

“El nuevo centro no se justifica sin tener asegurada la participación del Gobierno de Navarra en la financiación, y de momento sabemos que la respuesta es negativa. Además, no podemos entender las prisas cuando la natalidad en Egüés ha ido descendiendo considerablemente de 504 en el 2014 a 316 en el 2017, y llevamos 115 en los seis meses de 2018”.

El grupo municipal de UPN señala que “el alcalde se equivoca en la forma de hacerlo, ya que la competencia y obligación es del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra, que se ha quitado de en medio dejando al alcalde y a su grupo en un mal lugar”.