Sarriguren (Navarra)

Sarriguren es una localidad española de la Comunidad Foral de Navarra que está a 4 km de la capital, Pamplona, a cuya área metropolitana pertenece y su número de habitantes, gira en torno a los 14,000.

Era un pueblo que podría calificarse como ¨abandonado¨ y el Gobierno de Navarra ha culminado un proyecto de recuperación y consolidación del pueblo, convirtiéndolo en un espacio urbano de convivencia y de referencia social y cultural para el Valle de Egüés, actualmente el tercer municipio más poblado de Navarra.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, dio el visto bueno a la finalización de las obras de reurbanización de Sarriguren viejo, junto con José Mª Aierdi, director gerente de la sociedad pública Nasuvinsa, promotora del proyecto y de Alfonso Etxeberria, alcalde del Valle de Egüés.

Pamplona, ha crecido últimamente tanto a nivel empresarial como en servicios, siendo cada vez más las posibilidades laborales en la ciudad. Si eres extranjero y necesitas la traducción de un pdf existen webs online que se podrán encargar de ello con total profesionalidad.

Por otro lado si lo que de verdad necesitas es una traducción de currículum vitae online para poder acceder a tu deseado puesto de trabajo, estas mismas compañías online te garantizan una traducción que es la más adecuado y fidedigna a tu actual currículum.

El proyecto acometido por la empresa pública Nasuvinsa partió de la rehabilitación estructural de los tres viejos edificios de piedra que quedaban en el pueblo y de la antigua iglesia de Santa Engracia Posteriormente, con el fin de recuperar el espacio, Nasuvinsa ha urbanizado un ámbito de 13.500 metros cuadrados de superficie por medio de la creación de plazas interiores, un parque infantil de integración, zonas verdes y caminos de interconexión con las zonas residenciales de la eco ciudad que la rodea.

Esta antigua aldea –que llevaba 15 años en estado de abandono y ruina, con una deficiente conservación- estará llamada ahora a convertirse en epicentro social y cultural para los vecinos de los concejos del Valle de Egüés, cuyas tres cuartas partes están radicados en Sarriguren.

El Mismo Miguel Laparra, señaló durante su visita al núcleo histórico ahora regenerado, que un pueblo que en su día, con la rápida expansión de la urbanización de Sarriguren a su alrededor, fue condenado a la ruina y el abandono emerja ahora para ofrecerse como un espacio de convivencia vecinal y revitalización cultural, supone un gran avance y un impulso hacia proyectos de recuperación. Asimismo, el vicepresidente ha recordado que la urbanización de Sarriguren supuso el desalojo forzoso de las pocas casas que quedaban en el pueblo viejo y ha apuntado que “este proyecto pretende ser también un homenaje a aquellos últimos vecinos que fueron testigos de las familias de labradores que durante casi ocho siglos han dejado su sudor en estas tierras de señorío”.

Publicidad

Publicidad