Nueva jornada en Sarriguren de voluntariado ambiental

Este sábado se ha llevado a cabo una nueva jornada de trabajos de voluntariado ambiental, en esta ocasión para seguir implantando el bosque comestible que se está creando junto a la regata Karrobide.

El año pasado, consecuencia de una de las ideas de los presupuestos participativos, se implantaron las primeras zonas con especies con frutos como frambuesos, groselleros, arándanos, pacharanes, serbales, manzanos, perales, cerezos y almendros.

El voluntariado de este año se ha dedicado a reponer las marras del año pasado, es decir, a poner nuevas plantas allí donde las del año pasado se habían secado. También a realizar nuevas plantaciones para que, año a año, el paseo de la regata Karrobide con los huertos ecológicos urbanos se convierta en un bosque comestible.

Publicidad

Publicidad