Métodos y tratamientos que contribuyen a mejorar tus condiciones de salud

Con frecuencia adquirimos algunos malos hábitos que, con el paso de los años son perjudiciales para nuestra salud. Por ejemplo es el caso de las hernias discales, ya que muchas veces surgen por el tipo de actividad que hacemos en el trabajo, por malas posturas o pesos excesivos sin la correspondiente protección de la espalda.

Por otra parte está el hábito de fumar cuyos efectos en la salud son bien conocidos por la gente, ya que las advertencias e información de su nivel de toxicidad es público, aún así miles de personas lo consumen.

¿Cómo combatir el tabaquismo?

Aparte de la voluntad de querer abandonar este perjudicial hábito, existen varios métodos para dejarlo que tienen bastante éxito.

Uno de los más conocidos es el cigarrillo electrónico, siendo este un dispositivo diseñado para inhalar el vapor contenido en él y que hace que poco a poco dejemos de fumar tabaco.

Estos novedosos vapeadores se pueden adquirir en lugares especializados en artículos para fumadores y en tienda de cigarrillos electrónicos, por ejemplo ivapeo. En este tipo de lugares se ofrecen las mejores alternativas para evitar el consumo del tabaco, cuidando la salud propia y la de los que nos rodean.

No debemos olvidar los daños que produce el tabaco en las personas, deteriorando la salud principalmente de los pulmones desde el mismo momento es que se comienza el consumo, siendo allí donde el humo ingresa y va disminuyendo progresivamente su funcionamiento.

Las enfermedades asociadas al consumo de cigarrillo son la bronquitis crónica, el enfisema pulmonar, agravamiento del asma en adultos y niños (fumadores pasivos) y el cáncer. Mientras más tabaco se consuma y más largo sea el tiempo de exposición, mayores serán las consecuencias a nivel de la salud.

Aparte del cáncer de pulmón, fumar está vinculado con el cáncer de esófago, laringe, faringe, riñón, páncreas y vejiga. También es responsable de afecciones cardiacas, aneurisma en la aorta, apoplejías y de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

El cigarrillo electrónico por el contrario ha sido una excelente alternativa que ha adoptado mayormente la población joven como una moda.

De alguna forma contribuye a mantenerlos alejados de los riesgos de contraer enfermedades asociadas al consumo de tabaco, sin tener que privarse del gusto de fumar y sin perjudicar a otros con olores molestos.

¿Qué es una hernia discal?

La hernia discal se produce cuando el núcleo pulposo contenido en el anillo fibroso se desplaza debido al debilitamiento o rotura de las fibras de colágeno que conforman dicho anillo. El líquido que se escapa va directo a la raíz nerviosa, generando presión en esta zona y mucho dolor.

Hay diversidad de tratamientos para estas dolencias sin necesidad de llegar a la cirugía. Para investigar un poco más sobre la hernia discal puedes consultar diferentes páginas especializadas en este tipo de dolencia y donde tratan diferentes tratamientos recomendados, por ejemplo infoespalda.es/hernia-discal.

Para detectarla es necesario acudir al especialista quien realizará un diagnóstico examinando con detenimiento las zonas más sensibles.

Durante el examen físico el médico podrá determinar cómo se encuentran los reflejos, la sensibilidad ante diversos estímulos como pinchazos o toques, capacidad para desplazarse y fuerza en los músculos.

Tratamientos

Lo primero es intentar realizar ejercicios que vengan bien para esa zona de la espada. No se pueden realizar posiciones que generen molestias o dolor y todo esto hay que combinarlo con la ingesta de fármacos que recomiende el especialista.

En función del nivel de dolor el médico está en la potestad de recetar varios tipos de analgésicos.

Se encuentran los de venta libre que funcionan perfectamente en caso de dolor moderado, pero sin con ellos los síntomas no mejoran al pasar los días, está claro que vas a necesitar algunos fármacos más fuertes y que si requieren de la prescripción médica.

La fisioterapia puede o no formar parte del tratamiento para el dolor, generalmente es recomendado cuando este no desaparece con los fármacos y resulta muy beneficiosa, ya que aprendes posturas y ejercicios que mejoran el dolor. El último recurso es la cirugía, pero sólo en casos muy puntuales.

Métodos y tratamientos que contribuyen a mejorar tus condiciones de salud