Los socialistas del Valle de Egüés afirman que el Alcalde vuelve «a ningunear a los vecinos en la tramitación del instituto»

Bezunartea afirma que cada día está más claro que al Alcalde «el puesto le viene grande»

El portavoz municipal del PSN-PSOE en el Ayuntamiento del Valle de Egüés, Mikel Bezunartea, afirma que el Alcalde «vuelve a ningunear a los vecinos y a saltarse a la torera los informes y procedimientos en la tramitación del instituto». Señala que los socialistas, como siempre, «defendemos que el instituto se haga, pero que se haga bien. Y al listado de despropósitos que
acumula el Alcalde en esta cuestión, ahora se añade otro hecho grave que ha obviado para seguir defendiendo su decisión y la de la Consejera Solana, que es de su partido».

Bezunartea relata que en abril de 2017, la Confederación Hidrográfica del Ebro respondió a una consulta hecha por el Departamento de Educación del Gobierno de Barkos. Y decía claramente que la actuación del instituto se situaba en lo que técnicamente se conoce como “cauce de policía” de la regata de Karrobide, por lo que antes de iniciar las obras, y una vez redactado el proyecto de ejecución, debería pedir autorización. Pero en «el expediente no consta que el Ayuntamiento haya pedido esa autorización», dicen los socialistas.

«No solo se salta a la torera los informes y los procedimientos», dice, sino que el Alcalde, «en su línea de gestión opaca y oscurantista, ocultó a los vecinos y vecinas que era precisa esa autorización».

En la respuesta a las alegaciones que hizo este grupo de vecinos y vecinas, lo que se les trasladó fue que el PSIS se modificó posteriormente. «Pero se obvió la advertencia de la CHE». Por tanto, dice, una vez más, «el Alcalde demuestra que gobierna para su partido y que la ciudadanía le da igual. Y que antes que poner en aprietos a su Consejera y a su Presidenta prefiere seguir haciendo una gestión chapucera, sin transparencia, y gobernar el Valle de espaldas a la ciudadanía».

Los socialistas exigen al Alcalde que reciba a estos vecinos, les
escuche y les dé explicaciones.

El Alcalde no sabe gestionar ni conoce lo que significa el interés general, el procedimiento, la ley, el respeto a los vecinos y vecinas, la transparencia y el buen gobierno. Por eso el puesto le viene muy grande, señala Bezunartea.

Publicidad