Llega el otoño: accesorios imprescindibles para el jardín

quellos apasionados de la jardinería saben que tener un jardín de ensueño es también posible en temporadas frías. En concreto, el otoño, que ya comienza a llegar, es una época muy interesante para disfrutar del jardín y llevar a cabo ciertos cuidados: habrá que hacer labores de plantación y trasplante, recortar setos, mimar el césped… Todo esto hará posible disfrutar de las zonas exteriores también en otoño.

Para estar lo mejor preparado posible para estas fechas y los trabajos que se han de realizar en el jardín, es importante disponer de un buen equipamiento de exterior para jardines; desde material para el trabajo de mantenimiento como opciones de mobiliario de exterior que hagan apetecible sentarse al fresco con una buena manta y una copa de vino en una mañana soleada de otoño.

Cobertizo: el mejor aliado

Disponer de un cobertizo donde guardar los aperos e incluso los muebles de exterior en días de lluvia es algo que se plantea cualquier persona que dedica su tiempo de ocio al jardín. Aportar orden, control del equipamiento e incluso puede hacer de invernadero o semillero.

En él podrás guardar todo el material de trabajo, ropa de campo, la manguera o mecanismos de regadío, etc. 

Iluminación LED

Si bien es cierto que quizá las temperaturas del otoño no permitan disfrutar del jardín una vez que caiga el sol, sí que apetece crear una bonita estampa que admirar desde la ventana.

Los iluminadores LED de exterior son mejores aliados a este respecto: elegantes, discretos y con unos resultados cálidos y muy delicados. Además, muchos de los modelos disponibles actualmente en el mercado ofrecen carga híbrida o funcionan gracias a pequeños paneles solares, con lo que no será necesario realizar una instalación eléctrica o contar con preinstalación en las zonas exteriores. 

La mesa del vermú

Está claro que cualquier persona que posea un jardín en su hogar lo que quiere es crear en él un espacio cómodo en el que poder estar. Por eso es muy importante preparar una especie de salón exterior.

En ese sentido, la tendencia es a optar por materiales plásticos, que soportan mejor el paso del tiempo y requieren menos cuidados, y mesas bajas, tipo ‘mesa de vermú’, pues lo más habitual es utilizarlas para el aperitivo del mediodía.

La calefacción

Por supuesto, pensando en temporadas frías como el otoño, sería interesante disponer de sistemas de calefacción que puedan ayudar a hacer más agradable la estancia fuera. Estufas exteriores de gas e incluso calefactores de luz infrarroja funcionan muy bien en ese sentido.

También se puede adquirir un equipo de calefacción con llama, que son estéticamente más atractivos porque crean la ilusión de una chimenea en el jardín, algo que resulta original y bonito.

Sea como sea, lo importante es saber que actualmente existe equipamiento de exterior para no desaprovechar el jardín en otoño. Son muchas las personas que poseen zonas en el exterior a las que no sacan partido en las temporadas más frías, pero con este mínimo equipamiento se le puede sacar todo el jugo a las zonas exteriores de un domicilio.