«La verdad tras la declaración de la patronal de gestión deportiva denunciando el inmovilismo sindical»

Comunicado de las secciones sindicales deportivas de los sindicatos CCOO, ELA, LAB y UGT:

Ante la aparición en prensa de un comunicado en el que la patronal nos acusa a los sindicatos de inmovilismo, y por esta causa retira su propuesta de incremento salarial del 4´5 para el 2022 y 2023 que todos los sindicatos considerábamos insuficiente.

La realidad es que esta vuelta atrás de la patronal, además de vergonzosa, deja en evidencia la nula capacidad de negociación desde el principio. Tras negarse a negociar en todo momento, hace casi dos meses nos plantea una propuesta “definitiva” ante la presión ejercida por la huelga de los y las trabajadoras, muy lejos de nuestras peticiones, en una negociación que creíamos que estaba abierta, ya que a día de hoy seguimos estudiando posibles alternativas en asambleas de trabajadoras. 

Tras la asamblea del día 27 de diciembre y el desgaste sufrido por los y las trabajadoras tras más de 2 meses de huelga, donde no se ha respetado el derecho a la huelga en multitud de ocasiones, en colaboración con varios ayuntamientos que han retorcido la legislación para abrir las instalaciones. Instalaciones incluso sin personal, con los graves riesgos que supone para los usuarios por no poder cumplir las medidas higiénico-sanitarias, de evacuación o de protección, llegando incluso a tener instalaciones sin personal cualificado para utilizar ni tan siquiera el desfibrilador (DESA).

Además, muchas de las 2000 trabajadoras del sector a las que se refiere la patronal ya lo hacen en empresas públicas, donde, da la casualidad que no se ha secundado la huelga por tener unas condiciones de trabajo superiores. Algo tendrá que ver la precariedad que denunciamos. 

Pretender empezar de 0, tras un año de negociación es una tomadura de pelo, y el conjunto de las trabajadoras del sector lo saben, por tanto exigimos retomar la mesa de negociación si de verdad se quiere llegar a una solución para finalizar el conflicto.