La noche de los sueños rotos

El incendio del octógono de Gorraiz fue un momento traumático para Jaione Zubimendi y Carol Cruz, propietarias del Salón Gorraiz. La peluquería había sido su sueño hecho realidad y, con mucho esfuerzo, habían logrado transformarla en un espacio de belleza orgánico y sostenible, utilizando productos orgánicos compuestos por plantas e ingredientes comestibles en sus tratamientos.

Pero en cuestión de horas, todo ese trabajo y dedicación se vio arrasado por las llamas. El edificio en el que se encontraba su peluquería se incendió en plena madrugada del pasado 1 de diciembre, dejando a las propietarias en shock y desesperadas.

A pesar de la devastación, Jaione y Carol no se rindieron y decidieron abrir una nueva peluquería en la Calle Pérez Goyena 10, en Huarte. Pero el camino no fue fácil. Tuvieron que hacerse cargo, nuevamente, de todo lo que habían perdido.

Desde entonces, continúan con los esfuerzos por mantener la filosofía orgánica y sostenible, así Jaione y Carol se encuentran luchando por mantener su sueño a flote.

A pesar de todo lo que ha ocurrido, no se rinden. Siguen trabajando con la misma ilusión y dedicación que antes del incendio, con la esperanza de recuperar la clientela y volver a ser el Salón Gorraiz que una vez fue. Para ellas, la peluquería es mucho más que un negocio, es un sueño hecho realidad que están dispuestas a luchar por mantener.

Hoy en día, el Salón Gorraiz situado en Huarte sigue siendo un sueño hecho realidad para Jaione y Carol. A pesar de los desafíos que han enfrentado, nunca han perdido su pasión por la belleza orgánica y sostenible, y están dispuestas a luchar por mantenerla. Con cada cliente nuevo que entra por la puerta, sienten que están un paso más cerca de lograrlo. Y aunque nunca podrán olvidar el dolor del incendio, están agradecidas por la oportunidad de reconstruir su negocio y volver a hacerlo crecer.