Geroa Bai responde que la autorización de la CHE es suficiente para la construcción del Instituto

Recientemente se ha publicado en los medios de comunicación que el Instituto de Sarriguren carece de las autorizaciones necesarias en lo relativo a la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Geroa Bai quiere aclarar todos los aspectos relativos a esta afirmación. Inicialmente la parcela en la que ahora se está construyendo el Instituto Público de Sarriguren, del que se ha pedido la paralización de las obras, era una parcela destinada a viviendas, cuyo linde llegaba, hasta el paseo que bordea el cauce de agua, algo similar a las viviendas unifamiliares construidas por Flores en el año 2007.

Estas dos parcelas forman parte del PSIS de Sarriguren aprobado y publicados sus acuerdo en el BON nº 137, de 13 de noviembre de 2000, que fue objeto de aprobación por parte de la CHE tal y como recoge el documento de alegaciones presentado por los vecinos, del cual se adjunta un extracto, (cabe señalar un error en la fecha de publicación del acuerdo):

Esta parcela, independientemente de su uso, modificado en 2004 por el gobierno de UPN, “contaba con las autorizaciones pertinentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro, para su uso inicial previsto de vivienda libre, tal y como se reconoce en el escrito de alegaciones”.

Consultados los técnicos del ayuntamiento, dice Geroa Bai que “esta autorización es suficiente para la construcción del instituto en una parcela que fue informada para el uso de vivienda cuya cercanía a la zona de policía de cauce era mucho mayor de lo que lo está el propio instituto”.

En cualquier caso y tal y como se responde al documento de alegaciones, la ley 29/1985, de 2 de Agosto, señala que: “para realizar cualquier tipo de construcción en zona de policía de cauces, se exigirá la autorización previa al organismo de cuenca, a menos que el correspondiente Plan de Ordenación Urbana, u otras figuras de ordenamiento urbanístico o planes de obras de la Administración, hubieran sido informados por el organismo de cuenca”.

Entrando en materia de las afirmaciones hechas por Mikel Bezunartea en las que señala que: “el alcalde se salta a la torera los informes y procedimientos” o “no consta en el expediente que el Ayuntamiento haya pedido esa autorización” cabe señalar que “el desconocimiento del que hace gala del concejal de PSN no es digno de un cargo público municipal”. “Mikel Bezunartea, debería saber que las autorizaciones, en caso de ser necesarias, deben ser solicitadas por el promotor del proyecto, no por quien concede la licencia, por lo tanto el alcalde de Geroa Bai, Alfonso Etxeberria Goñi, no falta a ningún trámite del procedimiento, ni se salta a la torera ningún informe”.

Desde el ayuntamiento “nada se ha ocultado”. “Los vecinos han pasado por las oficinas municipales tantas veces como han querido, han visto el expediente tantas veces como han necesitado, así que la afirmación del concejal de PSN Mikel Bezunartea de ocultación y oscurantismo es del todo gratuita. El ninguneo a los vecinos lo propicia el propio concejal de PSN, manipulando a la opinión pública, tergiversando la información que posee, haciendo una vez más lo que mejor sabe, intentar paralizar unas obras que son el bien común del Valle de Egüés”. Desde Geroa Bai quieren tranquilizar a la ciudad

Publicidad

Publicidad