El TAN inadmite un recurso contra la licencia municipal de obra del instituto de Sarriguren

El Tribunal Administrativo de Navarra se abstiene en el caso de las irregularidades urbanísticas denunciadas por cerca de 100 vecinos de Sarriguren, esta vez inadmitiendo su recurso contra la licencia municipal de obra para la construcción del instituto de Sarriguren

Dice la plataforma de vecinos que el TAN vuelve a abstenerse alegando que no puede resolver en contra de Educación, a quien sin embargo emplazó en el procedimiento, no habiendo comparecido ni presentado alegaciones el departamento dirigido por la consejera y portavoz del ejecutivo Foral, María Solana: “En el caso de que la resolución del TAN no fuera favorable a los intereses del Departamento de Educación, se le plantearía al Gobierno de Navarra la disyuntiva de tener que decidir entre cumplir su obligación de mantener la decisión del TAN o defender los intereses del Departamento de Educación”, vuelve a argumentar el TAN. 

El TAN dice que los vecinos fueron condenados a costas en un recurso judicial anterior -contra la cesión de las parcelas municipales para el instituto-, «cuando en aquella ocasión el juez les eximió precisamente porque el TAN se había abstenido previamente, cuando no debía haberlo hecho. El Ayuntamiento pidió sin éxito 21.000 euros de costas contra los vecinos», dicen desde los vecinos denunciantes.

Los vecinos dicen que en aquel caso, «el juez tampoco entró a valorar las irregularidades urbanísticas denunciadas, porque el Ayuntamiento del Valle de Egüés defendió que se trataba de un acto inicial» o “de trámite”, sin ninguna validez jurídica, y la sentencia entonces resolvió que “los vicios de nulidad no se han materializado todavía”. 

La plataforma vecinal ha encargado al despacho Iore Abogados que estime los costes de las siguientes acciones legales, con la intención de llegar hasta el final si consiguen la financiación suficiente.

Concluyen los vecinos informando que “si el TAN no iba a entrar, podía haberse abstenido ya en el mes de diciembre, y no esperar a que el instituto esté casi terminado. Tras dos años y medio de litigios, ni nos han dado la razón ni nos la han quitado, abstención tras abstención. Las irregularidades urbanísticas que denunciamos están todavía sin juzgar, y la única explicación dada por el Ayuntamiento para construir en las parcelas recreativas de la calle Elizmendi ha sido la prisa, cuando el PSIS preveía el instituto junto a los colegios y la ciudad deportiva, en la zona de mayor accesibilidad de Sarriguren, y no en este cul de sac de la urbanización. Seguimos reclamando el proceso participativo que nos corresponde por ley, y nos oponemos a que se corte con pivotes la única calle que da acceso a nuestros garajes, como propone el Ayuntamiento, solo porque él tuviera tanta prisa por construir el instituto en algún sitio”.