El TAN anula la cesión de una carpa municipal para un acto de apoyo a los jóvenes de Alsasua

Los regionalistas, que lo recurrieron, pedirán en el pleno de esta tarde la reprobación del alcalde por “haber quedado acreditado que ha destinado recursos municipales a iniciativas partidistas”

El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha anulado la resolución del alcalde del Valle de Egüés, Alfonso Etxeberria, por la que se aprobó la cesión de un escenario para la celebración de un acto de apoyo a las jóvenes de Alsasua. El acto tuvo lugar el pasado 14 de abril  en la plaza del Castillo de Pamplona.

Ahora, el TAN ha resuelto que la decisión, recurrida por UPN, es contraria al ordenamiento jurídico. Según señala el tribunal, un escenario móvil es un bien patrimonial y, según establece la Ley Foral de Administración Local y el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales, “los Ayuntamientos podrán ceder gratuitamente los bienes patrimoniales solo en favor de otras administraciones o de entidades privadas sin ánimo de lucro para fines de utilidad pública o interés social que redunden en beneficio de los vecinos”.

El TAN concluye que “el Ayuntamiento del Valle de Egüés no ha instruido un expediente para la cesión del bien patrimonial, ni mucho menos ha acreditado que la cesión esté motivada por un interés público o social ni tampoco que la cesión del bien redunde en un beneficio constatable de los vecinos del citado Ayuntamiento. En consecuencia con lo anterior, ha de colegirse que la cesión realizada no fue debidamente cumplimentada ni se confeccionó ni tramitó un expediente con los requisitos legales citados”.

Tras conocerse esta resolución, el grupo municipal de UPN va a presentar en el pleno de esta tarde una moción que pide la reprobación del alcalde “por haber quedado acreditado que ha destinado recursos y bienes municipales a iniciativas partidistas”.

A este respecto, han recordado que el propio Etxeberria reconoció en sesión plenaria el 18 de mayo que “no sólo se cedió el escenario en cuestión, sino que además para el montaje y desmontaje del mismo se destinaron recursos humanos del Ayuntamiento del Valle (peones y oficial), así como un camión para el traslado”.

Para los regionalistas, esta actuación “pone de manifiesto las formas sectarias de actuar del alcalde de Geroa Bai. Y plantea la duda de si hubiera tomado la misma decisión de haberse tratado de una iniciativa popular o social del valle alejada de la defensa de sus tesis ideológicas”.

“El equipo de gobierno municipal, con Alfonso Etxeberría a la cabeza, no puede disponer de los recursos comunes como si fueran propios. Porque si querían colaborar con esta iniciativa podían haber sufragado estos costes de su propio bolsillo o del de sus partidos políticos, en lugar de pasar la factura al conjunto de los vecinos”, han concluido.

Publicidad