El juicio contra el ex alcalde del Valle de Egüés, Alfonso Etxeberria, tendrá lugar en julio en la Audiencia Provincial

La petición que realiza la acusación particular es de ocho años  de cárcel para el exalcalde Alfonso Etxeberria Goñi (Geroa Bai)

Los próximos días 1 y 2 de julio se ha señalado por la Sección Segunda de la Audiencia  Provincial de Navarra la vista oral en la que se juzgará al anterior alcalde de Egüés, Alfonso Etxeberría, que examinó el ordenador portátil propiedad de la empresa pública Andacelay. 

La petición que realiza la acusación particular, ejercida por la ex teniente de alcalde (UPN), Carolina Potau es de ocho años  de cárcel para el exalcalde Alfonso Etxeberria Goñi (Geroa Bai). Se personan también como acusación particular en este  procedimiento el ex alcalde de UPN Josetxo Andia, y la concejala del partido Estefanía Clavero.  

El juicio que ha sido previsto para los dos primeros días de julio, tiene acordadas 20 testificales entre las más altas personalidades políticas Navarras, además de funcionarios que  estuvieron trabajando en el Ayuntamiento de Egüés o en sus Sociedades Anónimas de  Capital Público. También acudirán de la cámara de comptos y se visionará una rueda de  prensa como elemento delictivo.  

En un comunicado, fuentes cercanas a los acusados recuerdan que “se da la circunstancia de que los acusados estuvieron sin defensa legal y sin conocimiento  de la investigación que contra ellos existía durante 4 años” y que “desde 2013 que les pusieron la denuncia hasta el año 2017, los dos imputados no tuvieron conocimiento siquiera  que les estaban investigando”.

Igualmente señalan que “estamos ante un claro manejo y utilización de la justicia para fines partidistas y de esta  forma señalan al mensajero, que en todo momento cumplía con su obligación, y evitan  sacar a la luz pública las irregularidades llevadas a cabo en el Ayuntamiento del Valle de Egues por UPN”. Junto a ello, recuerdan que “el contenido del ordenador, por acuerdo del pleno municipal (con los votos a favor de  NAFARROA BAI, PSN, BILDU, PP e IE y con un único voto en contra de UPN) fue remitido a  fiscalía y al Juzgado para incorporarlo al procedimiento 1307/2011, caso de corrupción que ha  sido investigado durante la última década y archivado en abril de 2020-. Sin embargo debido  a la denuncia que existía por relevación de secretos, el contendido del ordenador no fue  incorporado a la investigación del caso de corrupción, por ser una prueba cuya procedencia  legal habían puesto previamente en duda”.  

Fuentes cercanas a los acusados lamentan que “encuentran una prueba definitiva para la investigación de un caso de  corrupción y la prueba no es incorporada a la investigación por haber denunciado su  contenido como revelación de secretos”.  

“La situación actual es que el caso de corrupción fue archivado, y por el contrario en este caso se pretende meter a prisión 8 años a un alcalde por cumplir con su obligación de tener el  control de la sociedad pública municipal y además luchar contra la corrupción previa en su  ayuntamiento.”, finalizan.