El IES Sarriguren estrena su ampliación tras la culminación de las obras

Mas de 700 alumnos y alumnas o estrenan unas nuevas instalaciones cuya innovadora construcción posibilitará una enseñanza más inclusiva y digital

La presidenta de Navarra, María Chivite Navascués, ha visitado  la ampliación que se ha llevado a cabo en el IES Sarriguren, unas nuevas instalaciones de las que ha dicho que están “planificadas para garantizar una nueva educación más inclusiva y adaptada a las nuevas tecnologías digitales”.

Con un presupuesto de 6,2 millones de euros, el edificio acogerá a los 700 alumnos y alumnas con los que cuenta el centro actualmente, además de asumir las futuras necesidades educativas que se planteen en la zona. Se trata, también, como ha destacado María Chivite, de una construcción “sostenible energéticamente y diseñada con nuevos parámetros constructivos, que permiten procesos de enseñanza-aprendizaje más eficaces y orientados al desarrollo de las competencias del alumnado”.

María Chivite ha agradecido también el esfuerzo que ha realizado todo el equipo del Departamento de Educación, que ha logrado sacar adelante la obra en circunstancias difíciles. “Como saben- ha explicado Chivite-, la empresa constructora de esta ampliación entró en concurso de acreedores y el pasado verano se paralizaron los trabajos. Si hoy estamos aquí es también gracias a una gestión administrativa enormemente eficaz. Quiero felicitar al Departamento de Educación por haber conseguido lanzar y aprobar una nueva licitación y por haber conseguido tener todo listo. No ha podido ser para el inicio de curso, pero sí para la segunda mitad, y esto es un éxito de las y los técnicos del departamento a los que quiero dar las gracias”. Una felicitación que la Presidenta ha hecho extensiva a la comunidad educativa. “Han hecho un verdadero encaje de bolillos durante el primer trimestre. Gracias, de verdad, por la flexibilidad del equipo directivo, de profesores y profesoras y alumnado. Espero que, ahora sí, disfrutéis de estos nuevos espacios después de unos meses que, me consta, han sido complejos”.

Con esta ampliación, el IES Sarriguren se convierte en uno de los mayores centros de Educación Secundaria de Navarra. El instituto estrena nuevos aularios modulares, laboratorios, sala Ikasnova, gimnasio y otras muchas dependencias para el alumnado y los docentes del centro ubicadas en una nueva ala del centro, construida por el Departamento de Educación con un presupuesto de 6,2 millones de euros. 

La puesta en marcha de esta ambiciosa ampliación no ha estado exenta de contratiempos derivados de la repentina parálisis de los trabajos de construcción a consecuencia de la solicitud judicial del concurso voluntario de acreedores por parte de la empresa que desarrollaba los trabajos, la tudelana Rio Valle, adjudicataria del proyecto, lo cual impidió su finalización en la fecha prevista, en el mes de agosto de 2023.  Ello obligó al Departamento a resolver el contrato con la empresa tudelana y volver a licitar y adjudicar los trabajos para finalizar la ejecución de las obras, que se concretaron el 28 de agosto, con la contratación a la empresa Fermín Osés, SL por un importe de 2.812.799,52 euros y un plazo de ejecución de 75 días. Las obras, que se reiniciaron el pasado 27 de septiembre, están financiadas con fondos europeos REACT y el proyecto es obra del equipo de arquitectura Peralta y Ayesa, S.L.P. 

Tras la paralización de las obras y durante el verano, tanto desde la dirección del centro, como del claustro y desde el Departamento de Educación se trabajó intensamente para poder habilitar los espacios necesarios en el actual volumen del instituto para todos los grupos nuevos, acondicionando incluso módulos prefabricados. Toda la comunidad educativa colaboró activamente en iniciar el curso con normalidad a pesar de las estrecheces por el escaso espacio. Ello permitió que ningún estudiante tuviera que salir del instituto que, a su vez, acogió en septiembre con absoluta normalidad a aquellos que accedieron a su itinerario académico por primera vez. Un esfuerzo colectivo que ahora se ve recompensado por las amplias posibilidades pedagógicas que ofrece el nuevo edificio.

El nuevo volumen del instituto está distribuido en tres niveles (planta baja, primera y segunda) con una superficie total de 3.277,35 metros cuadrados. La planta baja alberga los espacios de taller, laboratorio, música, además de los espacios de deporte, tanto gimnasio como vestuario, que se ubicarán en el extremo con la posibilidad de ser usado de forma independiente del centro. Las otras dos plantas elevadas contarán con la misma distribución, exceptuando los espacios de instalación de la primera planta y el volumen en doble altura que ocupa el gimnasio en esa misma planta. Tanto la primera planta como la segunda contarán con seis aulas ordinarias, un aula específica, tres desdobles y un departamento, y dispondrán también de aseos y núcleos de comunicación vertical.

El centro dispone asimismo de un nuevo patio cubierto de 1.050 m2 que permite su utilización en todo momento y de un patio inclusivo de 2.742 m2 distribuidos longitudinalmente al edificio, de los cuales 322 m2 están cubiertos por un porche. 

Construido en una primera fase en el año 2019, en el IES Sarriguren conviven este curso más de 700 alumnos y alumnas de Educación Secundaria y Bachillerato de los modelos lingüísticos A/G y D y la ampliación de sus instalaciones garantizará el adecuado acogimiento al crecimiento de alumnado que se va a producir en la zona en estos próximos años, mejorando la calidad educativa de todos ellos al permitir el disfrute de sus nuevas instalaciones.

Esta tercera y última fase de construcción completa las infraestructuras necesarias para el instituto, que han supuesto una inversión total de casi 13 millones de euros, incluidas todas las fases de construcción.