El Gobierno reúne a los cuatro municipios de los que depende Erripagaña

La directora general de Ordenación del Territorio, Izaskun Abril, ha presentado a los alcaldes de Pamplona, Burlada, Egüés y Huarte un diagnóstico completo sobre el PSIS que recoge las disfunciones que arrastra el barrio y las necesidades de dotación de servicios públicos

El Gobierno de Navarra ha tomado la iniciativa de reunir a los cuatro alcaldes y alcaldesas en cuyos ayuntamientos está asentado el barrio de Erripagaña para estudiar las disfunciones, necesidades o situación urbanística de este Plan y Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) en su conjunto e iniciar un trabajo de reflexión conjunta y colaboración entre las cinco administraciones para abordar las posibles soluciones.

El vicepresidente del Gobierno foral José Mª Aierdi ha citado hoy en el Palacio de Navarra a los alcaldes y alcaldesas de Pamplona / Iruña, Enrique Maya; de Burlada / Burlata, Ana Góngora; del Valle de Egüés / Eguesibar, Amaia Larraya; y de Huarte / Uharte, Alfredo Arruiz, con quienes ha mantenido un primer encuentro de trabajo para estudiar la situación del desarrollo urbano en el que se encuentra en estos momentos el barrio de Erripagaña.

El consejero Aierdi ha estado acompañado en el encuentro por la directora general de Ordenación del Territorio del Ejecutivo, Izaskun Abril, quien ha trasladado a los cuatro ayuntamientos un completo diagnóstico sobre el PSIS de Erripagaña, en un análisis pormenorizado que recoge todas las disfunciones urbanísticas que viene arrastrando este plan en su conjunto, así como de las demandas, actuaciones requeridas, previsiones de dotaciones de servicios públicos o la necesidad de dotar a este barrio de cohesión urbana.

Coordinación entre cinco departamentos del Gobierno

Asimismo, Abril ha dado cuenta a los cuatro alcaldes y alcaldesas de las gestiones que ha realizado con las direcciones generales de Vivienda, Salud, Educación, Comercio y Obras Públicas, así como con el Instituto de Deporte, y de las aportaciones que ha realizado cada una de las áreas implicadas en la reordenación y dotación de servicios a Erripagaña por parte de los distintos departamentos del Gobierno de Navarra. En el caso concreto de Salud, este departamento ya ha creado la zona básica de Erripagaña y ha previsto la construcción del centro de salud para 2023, en la parcela dotacional destinada a ese uso.

Los cuatro representantes municipales de Pamplona, Burlada, Valle de Egüés y Huarte –los cuatro municipios en los que se extiende administrativamente el ámbito de Erripagaña- han agradecido la iniciativa del Gobierno y han mostrado durante el encuentro su predisposición y voluntad de cooperación para compartir, junto con el Gobierno de Navarra, una reflexión conjunta sobre el PSIS de este barrio y su futuro desarrollo. Igualmente, los ediles han aportado la perspectiva y análisis inicial que, particularmente, hace cada uno de sus ayuntamientos.

Tras la aprobación inicial del PSIS de Erripagaña en 2004 y el aumento de la edificabilidad del ámbito en un 30% que se aprobó en 2010, el desarrollo de barrio –se ha construido ya más de la mitad de los previsto- ha acusado algunas disfunciones urbanísticas y carencias en una dotación paralela de servicios y ordenación de espacios públicos.

Área de centralidad urbana y conectividad

Entre los aspectos que incluye el análisis previo que realiza la Dirección de Ordenación del Territorio del Ejecutivo foral se encuentran cuestiones relacionadas con el desarrollo residencial, comercial o terciario de Erripagaña, pero también sobre la necesidad de articular un área de centralidad urbana en el barrio, repensar sus viales eje o aportar soluciones a su conectividad, movilidad o relación con su entorno.

Asimismo, el Gobierno ha planteado la necesidad de elaborar un convenio entre los cuatro ayuntamientos afectados para que, con independencia de la fragmentación administrativa del ámbito, las dotaciones de Erripagaña se puedan plantear como un único barrio y, concretamente, puedan coordinar la provisión de servicios municipales como la dotación de escuelas infantiles, regulación del tráfico, de ordenanzas o funcionamiento de servicios sociales o centros cívicos o deportivos, entre otros.