El Ayuntamiento del Valle de Egüés premia a los comercios ganadores de la 8ª edición del Concurso de Escaparates de Navidad

En la entrega de premios han estado presentes los representantes de los 18 comercios participantes y la corporación municipal. 

En la ceremonia se han proyectado imágenes de los 18 escaparates y se ha anunciado a los ganadores de las diferentes categorías que han sido: Mejor ambiente navideño, Mejor conjunto estético, Escaparate más comercial, Mejor aprovechamiento del espacio y Premio especial del público. 

Todos los ganadores recibirán 300 euros en metálico, 100 euros en vales de compra para canjear en los establecimientos participantes y una acción publicitaria durante un mes en los autobuses urbanos. 

Ayer se celebró la entrega de premios de la 8ª edición del Concurso de Escaparates de Navidad del Valle de Egüés. A la entrega de premios acudieron los representantes de los 18 comercios participantes de este año y la corporación municipal. 

Tras la proyección de imágenes en las que se pudieron ver todos los escaparates que han participado en el concurso, se procedió a comunicar los premiados. 

En la categoría de Mejor ambiente navideño, el premio ha sido para Panakery. En palabras del jurado, “El ganador de este año al Mejor Ambiente Navideño es un establecimiento que ha recreado una estampa navideña aprovechando también para dar valor a su producto, haciendo que a todos se nos hiciera la boca agua al mirar su escaparate”. 

El mejor conjunto estético lo ha logrado la Librería la Valeta, que “ha conseguido trasladar la magia de la Navidad haciendo que nos metamos dentro un libro desplegable”. 

El premio al escaparate más comercial se lo ha llevado la Herboristería Izaro, “Por conseguir un escaparate tentador, entrañable, bien ambientado, con varios universos coordinados y muy comerciales”. Además, antes de comunicar al ganador de esta categoría, el jurado quiso subrayar que ha sido un año difícil para los comercios en Sarriguren y se dirigió a los asistentes recalcando que: “En nuestra vida comercial una de las situaciones más triste y dolorosa que nos puede ocurrir es sufrir un robo. Rabia, frustración, impotencia, pena, dolor… Son sentimientos difíciles de superar. Para este jurado sois un ejemplo de comercialidad. Después de lo sucedido habéis seguido peleando por poner en valor vuestros productos, establecimientos y trabajo. Merecéis una mención especial, muy especial. Desde aquí todo el reconocimiento, admiración y solidaridad.” 

Este año, además, se ha querido premiar al establecimiento que realizase un mejor aprovechamiento del espacio. Con esta nueva categoría, han querido valorar el trabajo de establecimientos que no cuentan con un escaparate comercial “al uso” para poder exponer su propuesta. Así, se valora de manera especial la capacidad de construir un escaparate aprovechando un espacio del local, de la fachada o de la cristalera para poder hacer una propuesta. 

Jugando con Nuria ha sido el comercio ganador, habiendo sido capaz de robarle un espacio a su Laboratorio de Luz, creando en su «puerta escondida» un escaparate donde disfrutar de una noria fluorescente en movimiento. 

Por último, el premio especial del público se lo ha llevado Panakery. En esta edición han votado más de 400 personas, y Panakery con 457 votos ha sido el establecimiento ganador, seguido por la academia de Pintura Edare con 366 votos y Herboristería Izaro con 346. 

Todos los ganadores recibirán 300 euros en metálico, 100 euros en vales de compra para canjear en los establecimientos participantes y una acción publicitaria durante un mes en los autobuses urbanos. Los premios los entregaron Inma Múgica y Iñako Redín, miembros del jurado.