El 61,3% de los navarros ha visto modificados sus hábitos de consumo

El 61,3% de los navarros ha visto modificados sus hábitos de consumo debido a la crisis sanitaria del Covid-19, según la encuesta sobre el impacto de la pandemia en los hogares en el tercer trimestre del año realizada por el Instituto de Estadística de Navarra.

Destaca el 49,1% que ha realizado más pagos con tarjeta o mediante transferencia bancaria, seguido de un incremento en las compras por internet (30,1%).

Del total de las personas ocupadas que han sido encuestadas, un 52,7% ha visto modificada su actividad laboral o profesional. La principal causa de estas variaciones ha sido pasar a estar en situación de ERTE (24,1%), seguida de trabajar desde casa (10,2%) y de la combinación del teletrabajo con el trabajo presencial (9,6%).

El teletrabajo sigue presente en la actividad laboral, ya que un 19,7% de las personas ocupadas declaran estar teletrabajando a jornada completa o compatibilizándola con el trabajo presencial, frente al 22,7% del trimestre anterior.

El 64,5% de las personas que se encuentra teletrabajando declara que consigue desconectar de su trabajo en menor medida que antes de la pandemia. Las diferencias por sexo muestran que las mujeres tienen más dificultad para desconectar del trabajo en las condiciones actuales. El 73,9% declara ‘desconectar en menor medida’ frente al 49,2% de hombres. En cuanto a la duración de la jornada laboral, para el 61,7% ha supuesto una prolongación de la misma.

Algo menos de la mitad de las personas ocupadas (49,2%) declaran mantener en su centro de trabajo el nivel de empleo en los últimos tres meses, un 23,4% indican que se ha aplicado un ERTE derivado del efecto de la pandemia COVID19, mientras que el 15,2% considera que ha disminuido el personal en su centro de trabajo.

EL 21,2% HA MODIFICADO SUS HÁBITOS VACACIONALES POR LA PANDEMIA

Como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 un 21,2% de las personas encuestadas, declaran que han visto modificados sus hábitos vacacionales.

Estas modificaciones afectan, en primer lugar, a la elección del destino en un 74,2% de los casos, seguido del momento de realizar la reserva (50,7%), de la duración de la estancia (49,2%) y de la elección del tipo de alojamiento (41,4%).

En lo que se refiere al destino vacacional, prácticamente la totalidad de quienes se han visto afectados han optado por un destino más cercano al de otros años (96,6%), y en un 96,9% se ha optado por un destino nacional.

A la hora de elegir el tipo de alojamiento para pasar las vacaciones, un 70,2% de las personas que han modificados su elección, y se han inclinado por disfrutar sus vacaciones en una vivienda, ya sea apartamento (35,9%), una vivienda propia (11,0%) o de algún familiar o persona conocida (23,3%).