Autorizaron los eventos deportivos en Navarra

El deporte navarro se vio fuertemente afectado a causa del coronavirus. El pasado mes de marzo se determinó que tanto las actividades de carácter internacional como nacional se desarrollarían sin público. Entre ellos, Osasuna, Helvetia Anaitasuna, Osasuna Magna, Aspil Vidal y Waterpolo Navarra, desde la primera hasta la última categoría del país, informa la redacción de FITNESSPIRATAS

Estas medidas fueron aplicadas con el objetivo de evitar la propagación del virus en el sector deportivo. Sin embargo, hace poco el Departamento de Salud autorizó el acceso de los espectadores a los eventos deportivos. La nueva orden incluirá medidas de flexibilidad para que puedan participar, siempre y cuando se cumplan los requisitos protocolares como respetar el distanciamiento personal de un metro y medio, uso obligatorio de máscaras y acuerdos para entrar y salir del local.

Entre el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) y el Instituto del Deporte de Navarra (IND), se estudiarán los porcentajes y especificaciones de capacidad máxima en los próximos días. En el mismo encuentro se evaluaron otras actividades, como ampliar el tiempo de formación o utilizar duchas.

Estas medidas son el primer paso en el ámbito de una posible flexibilidad en la reanudación de actividades, y se llegará a un acuerdo en función del contexto de pandemia, que incluyen a todos los deportistas navarros que han iniciado su competición, excepto Osasuna, que está sujeto a reglamento de la Liga. 

La junta fue parte del proceso de participación que mantiene el departamento de Salud con los diferentes actores económicos y sociales de la comunidad. El congreso contó con la participación del ISPLN e IND, así como representantes de clubes, federaciones, trabajadores deportivos, técnicos municipales y gerentes de instalaciones.

Carlos Artundo, director general de Salud, mencionó que “es muy importante, en esta apertura al público, que cada club y cada responsable de instalación garantice el cumplimiento de las medidas de seguridad y sanitarias para minimizar el riesgo de contagios”. “La flexibilización está condicionada, lógicamente, a la evolución de los datos de la pandemia en Navarra”, complemento. 

La capacidad de aforo y los protocolos sanitarios se determinarán en los próximos días, pero pueden ser similares a las medidas establecidas para la gestión de eventos culturales. Por ejemplo, una participación de 300 personas en exteriores o 200 en interiores o capacidad máxima del 40%. No obstante, tendremos que esperar y ver cómo se implementarán estas medidas y qué está sucediendo en cada lugar en particular.

Sin embargo, el director de Xota (Club Atlético Osasuna Magna), Tanoto Arregui, expresó su disgusto por la falta de agilidad de dichas medidas. “Estamos un poco molestos con la falta de agilidad, porque es algo que podría haberse realizado mucho antes. Al final, nosotros no vamos a tener público en el Anaitasuna este enero porque no tenemos más partidos. No era razonable que se pudieran hacer eventos culturales con público y que el deporte siguiera a puerta cerrada”, concluyó.