Artículo de opinión de Izquierda-Ezkerra de Egüés en relación a los últimos acontecimientos en este municipio

Artículo de Izquierda-Ezkerra de Egüés sobre los últimos acontecimientos ocurridos en el Ayuntamiento

“Asumiento responsabilidades”

Ayer se hizo pública una denuncia de una concejala de UPyD en Brunete (Madrid) a la que supuestamente intentó comprar el alcalde del PP de esa localidad. Para ello, se publica una grabación secreta en la que se manifiestan estos hechos. El Madrid de la Gürtel, de los pelotazos urbanísticos, de la corrupción más aberrante de todo el Estado.

¿Se imaginan a miembros del Partido Socialista de Madrid planteando si esas grabaciones son legales? ¿Se imaginan que adviertan a la concejala de UPyD que en caso de ser imputada por desvelar una conversación grabada sin consentimiento van a exigirle asumir responsabilidades políticas? Efectivamente, sería impensable, pero sobre todo sería absolutamente alejado de lo que la ciudadanía (harta de corrupción) consideraría deseable. Esto es, que pagara el pato la persona que denuncia (lo cual además, no sería de extrañar, pues es bien sabido lo garantista que es esta cuestión de la protección de datos)

Pues bien, volvamos a nuestra Navarra foral. Volvamos en concreto a Egüés. El Egüés de Galipienzo. El Egüés del alcalde de las preferentes. El Egüés del grupo CIN y Nasipa. El Egüés del pelotazo y del Plan Urbanístico de las 30.000 viviendas

También ayer, en su pleno, se debatía la petición de responsabilidades políticas de tres concejales de UPN por su gestión en las sociedades públicas municipales. Una petición no gratuita, ni mucho menos, ya que es precedida de una comisión de investigación y sobre todo, de un informe de la Cámara de Comptos que nuestro grupo parlamentario solicitó y que el Parlamento de Navarra aprobó realizar. Un informe absolutamente demoledor, claro y contundente, que incluso los propios afectados, consideraron ayer un auténtico “jarro de agua fría”.

PSN planteó una enmienda en la que solicitaba que ese informe, tras más de un año de su petición, ahora debe motivar un debate sobre si se realiza otro informe, esta vez externo. ¿No consideran a la Cámara de Comptos un órgano suficientemente prestigioso e independiente?

La explicación es que es necesario definir bien las responsabilidades. Pero es que Comptos ya lo hace: el descontrol lo motivaron los consejeros, y son los consejeros los que deben responder de la responsabilidad política. Penal no lo sabemos, pero política ¡qué menos!

Estos concejales se disculparon ayer alegando un “exceso de confianza”. Pues bien, cuando han optado por un modelo de gestión que deja en manos de una empresa privada el control de todas las decisiones y se pierden millones de la ciudadanía, un consejero debe dimitir. Eso en un país medianamente normal.

Pero estamos en el mismo país que Brunete. Ayer PSN nos advertía de que podría ser el alcalde actual imputado por una denuncia que miembros de UPN le pusieron por la recuperación de datos del ordenador. Pero, ¿qué es exactamente lo del ordenador?

Carolina Potau al dimitir dejó en su despacho un ordenador de la sociedad (público) en el que llevaba a cabo la contabilidad de la sociedad (pública), y al acceder a él, el nuevo consejero delegado (el actual alcalde) se encuentra con un borrado absoluto de su disco duro. Tras consultar al resto de nuevos consejeros (concejales de todos los partidos excepto UPN), se decide recuperar la información con un programa de recuperación de datos. Lo que se descubre es que no sólo llevaba la contabilidad de la sociedad, sino también la de una empresa del entramado empresarial denunciado por Comptos y obviamente, otro tipo de información que no es relevante, además de mucha documentación de la sociedad pública.

Esa es la espada de Damocles que se cierne sobre nuestras cabezas. Recuperar de un ordenador público, información pública que una concejala dimisionaria intentó borrar para siempre. Por cierto, lo hizo varios meses después de dimitir, lo que implica que o bien le acompañaron al ayuntamiento a hacerlo (el acceso está restringido) o se lo hicieron llegar desde allí y luego lo repusieron, eso nunca lo sabremos, ya que las grabaciones de las cámaras de seguridad fueron oportunamente borradas. La protección a la intimidad ante todo.

Eso es lo que nos debe inquietar según PSN. No obstante, nos inquietan más otras cosas. Que se miren más las formas que el fondo, que Comptos no sea suficiente. Que se mezcle responsabilidad jurídica con política. Estamos de acuerdo con PSN en una cosa, no sólo de políticos fue la responsabilidad, pero como políticos exigimos la responsabilidad política. La de los técnicos será efectivamente el Juzgado, para eso no es necesario otro informe pues el Ayuntamiento ya está personado, y mucho menos privado y externo. 

Álvaro Carasa y Eva González

Concejales de Izquierda-Ezkerra

 

Patrocinado

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies