Anulan la exigencia de euskera para la contratación del técnico de juventud en el Valle de Egüés

Ayuntamiento del Valle de Egüés 1
  • Una convocatoria para formar una lista de aspirantes aprobada por la junta de gobierno local contempla el requisito de C1. Los regionalistas sostienen que “las ansias por imponer el euskera por parte del nacionalismo vasco no tienen límite”

El Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) ha anulado el requisito de hallarse en posesión del título de aptitud en euskera (EGA) exigido a los aspirantes en una convocatoria para la contratación temporal de técnico o técnica de juventud en el Ayuntamiento del Valle de Egüés.

La convocatoria, aprobada por acuerdo de la junta de gobierno local el 27 de noviembre de 2018, fue recurrida por UPN después de que en las bases, entre los requisitos a reunir por las personas aspirantes al puesto de trabajo, se recogiera el de “poseer el título de aptitud en euskera (EGA) expedido por el Gobierno de Navarra o titulación equivalente oficialmente reconocida”. Y en concreto, añadía, “los títulos reconocidos como equivalentes del nivel C1 del Marco Común Europeo de referencia para las Lenguas”.

Ahora, el TAN señala que la Ordenanza municipal reguladora del uso y fomento del euskera en el ámbito municipal del Valle de Egüés, publicada en el BON de 30 de enero de 2013, se refiere a la inclusión y valoración del euskera en las convocatorias a aprobar por el Ayuntamiento, “pero como mérito, no con el carácter de preceptivo y excluyente incluido en la aquí impugnada”.

Además, recuerda que en la plantilla orgánica del Ayuntamiento del Valle de Egüés de 2018 “no figura ni se recoge que para el puesto de trabajo de técnico o técnica de juventud resulte preceptivo el conocimiento del euskera. Es más, ni siquiera aparece contemplado en la plantilla orgánica tal puesto de trabajo”.

A este respecto, la resolución establece que “la necesidad o exigencia de que las plantillas orgánicas especifiquen, determinen o prevean los puestos de trabajo en los que es preceptivo el conocimiento del euskera resulta indiscutible”.

Por tanto, añade, “las ofertas públicas de empleo y las concretas convocatorias de provisión de los puestos de trabajo deben ajustarse y sujetarse -en esta cuestión de la preceptividad del conocimiento del euskera- a lo establecido e indicado en las correspondientes plantillas orgánicas”.

Finalmente, concluye que la plantilla orgánica debe aprobarse por el Pleno, “sin que quepa la delegación de tal atribución en la junta de gobierno local”.

El grupo municipal de UPN del Valle de Egüés ha denunciado que “este es un ejemplo más de cómo se las gasta el nacionalismo vasco, en concreto el alcalde Alfonso Etxeberria, de Geroa Bai, y sus socios de gobierno, cuyas ansias por imponer el euskera en la administración y en todas las esferas sociales no tienen límite”. “Es una actuación más contra la igualdad de oportunidades y contra la realidad lingüística de nuestro valle”, han incido los regionalistas.

“Etxeberria está siendo el alcalde campeón en esta legislatura en Navarra en incumplir las normas y llevar a cabo procedimientos contrarios a derecho, como acreditan los numerosos pronunciamientos de los tribunales que jalonan su trayectoria municipal”, han concluido desde UPN