130 propietarios de perros han sido sancionados por diferentes motivos en el Valle de Egüés

Estas sanciones han supuesto unos 6.000 euros en multas

Estos datos son muy superiores a los de cualquier municipio de la comarca de Pamplona, por lo que la vigilancia y el control sobre este tipo de infracciones es continua, pero solo «la concienciación y el civismo de los propietarios de perros que infringen las normas puede poner solución al problema de los restos caninos en las calles del Valle de Egüés», dicen desde el Ayuntamiento.

En referencia al censo con ADN, a día de hoy los propietarios de perros no están obligados a facilitar muestras de sus animales, por lo que es de suponer que las personas que cumplen las normas y recogen las deyecciones de los animales no tendrían problema en facilitar muestras, en cambio las personas que son incívicas y no mantienen la vía pública limpia, seguramente, no se prestarían a facilitar el ADN de sus mascotas, evitando le identificación de los infractores.

Además de la necesaria autorización de los propietarios para tener registrado el ADN de cada perro, en los lugares donde se ha instaurado ese sistema y se ha sancionado algunos de los expedientes han sido recurridos a instancias judiciales, existiendo sentencias favorables para los ciudadanos sancionados, sentencias fundamentadas en la cadena de custodia de las muestras, trazabilidad del proceso y otros aspectos técnicos.