Luis Diego Díez ha presentado en su trabajo fin de máster una propuesta de integración de huertos urbanos para la Ecociudad de Sarriguren

“Se trata de un modelo alternativo para gestionar una parte de las zonas verdes en la trama urbana mediante actividades hortícolas—señala—, lo que permite una gestión más eficaz y sostenible de los recursos”.

Entre los puntos clave del diseño propuesto destaca un diseño atractivo, creación de parcelas pequeñas y próximas a las viviendas, la posibilidad de integrar el compostaje de los residuos orgánicos producidos en los hogares y complementar el cultivo de hortalizas con otras plantaciones.

Luis Diego, ingeniero técnico agrícola y licenciado en Ciencias Ambientales, ha cursado el Máster de Agrobiología Ambiental impartido conjuntamente por la UPNA y la UPV/EHU. Su trabajo fin de máster, “Huertos jardín en el entorno urbano, una propuesta para la ecociudad de Sarriguren”, ha sido dirigido por el profesor Natxo Irigoyen, del departamento de Producción Agraria de la UPNA. El autor del trabajo escogió la denominada ecociudad de Sarriguren porque “fue concebida como referente de ciudad sostenible. Su planeamiento se basaba en criterios de construcción bioclimática, ahorro de energía, gestión de residuos, mejora ambiental, etc, donde el desarrollo de este tipo de iniciativas hubiera encajado a la perfección, aunque finalmente no llegaron a plantearse. Sin embargo, Sarriguren dispone de una amplia superficie verde, ocupada por césped, que ofrece la posibilidad de poner en marcha esta propuesta de huertos urbanos”.

Según explica, los objetivos de este modelo de gestión son mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, fomentar la interrelación social, enriquecer el entorno urbano aumentando la biodiversidad, reducir el consumo de insumos, desarrollar la agricultura ecológica a pequeña escala y mejorar la gestión de los residuos orgánicos.

Huertas-jardín

En la propuesta se plantean dos diseños de lo que se denominan huertas-jardín, destinados a zonas con césped. Uno de ellos, orientado a un parque público (en este caso, el parque central de Sarriguren), tendría 13 parcelas de unos 45m2 y 300 m2 para zonas comunes (área de compostaje, zona de riego, cajón de herramientas, semillero y zona de encuentro y descanso). El otro diseño consiste en un parque para una comunidad de vecinos. Tendría una superficie de 400 m2 (20×20), con 9 parcelas (6 para el cultivo, 2 para uso público con bancos y otra para compostaje, riego, etc.).

En el trabajo se ha analizado otras experiencias similares (Barcelona, Vitoria, Noáin, Berriozar), si bien ninguna con un planteamiento como el propuesto. Entre las ventajas que conllevaría la implantación de este modelo, el autor señala las siguientes: posibilidad de cultivar un huerto, mejora de calidad de vida de la ciudadanía, fomento de interrelación social e intercambio de experiencias, enriquecimiento del entorno urbano por aumento de la biodiversidad, mejora de la gestión de los residuos orgánicos y reducción de costes en el mantenimiento de las zonas verdes.

Asimismo, se han estimado los costes y amortización del proyecto. Las inversiones iniciales (entre 10.000 y 20.000 €, en función de los materiales y condiciones de ejecución para cada unidad de 10-15 parcelas) se podrían amortizar en veinte años o menos con las cuotas anuales de entre 50 a 100 € que abonarían los usuarios. “A partir de ahí —indica Diego Díez—, se puede convertir en una fuente de ingresos para el municipio. En el caso de la comunidad de vecinos estudiada, por ejemplo, se ha calculado un coste de 11.000 € que quedarían amortizados en 11 años pagando la comunidad lo mismo que paga ahora por el mantenimiento del parque; y a partir de entonces, esa comunidad se ahorraría más de 1.000 € al año con este nuevo planteamiento”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.