La historia interminable

Como si de una historia interminable y siniestra estuviéramos hablando, la construcción del nuevo Colegio Público de Sarriguren o, simplemente, la ampliación del mismo, se alarga y alarga en el tiempo con recursos, problemas, y ninguna toma de decisión que, como recuerda el PSIS de 1998 firmado por Gobierno de Navarra y por el Ayuntamiento del Valle de Egüés de aquella época, provoque la instalación de esta necesaria segunda infraestructura educativa de infantil y primaria, y sin hablar de la de secundaria.

Hace dos años informamos de las primeras concentraciones que se desarrollaron sobre este tema y, en este tiempo, todo sigue igual, salvo por el pequeño detalle que hay unos 500 niños más que estudian en este centro y, a día de hoy, no pueden desdoblare, no dar música en condiciones, ni ir a la biblioteca, ni echarse una siesta los más pequeños, bueno sí, pero hacinados, o tener que esperar tres turnos para comer.

No hay ni fase A, ni fase B, ni C construida. Un “lujazo” por parte del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. Mientras hablamos de construir el TAV, lo más elemental, una educación digna para todos no se cumple, ni se la espera, ya que recordamos, no cabe ni dios en el Colegio Público de Sarriguren.

La situación actual es la siguiente: la redacción del proyecto de la fase A ya se ha adjudicado y tienen un plazo de 40 días para presentar el proyecto que finaliza a mediados de noviembre aproximadamente. Educación tiene que aprobar el presupuesto, sacar la licitación y adjudicarlo. En diciembre finaliza esta etapa y, después en enero, empezarían las obras para construir 9 aulas (de infantil) y alguna sala de trabajo. Del resto (fase B), aulas de primaria y C, comedor, no se sabe nada.

En 2015-16, además de los niños que entren ya habrá dos cursos de secundaria.

Los padres y madres del Colegio Público de Sarriguren ante esta situación, dramática y desesperante, se van a volver a movilizar el próximo 14 de noviembre con una jornada de no asistencia y protestas ante el Departamento de Educación. La lucha sigue hasta que, el Gobierno de Navarra, cumpla con lo firmado en el PSIS de 1998. Curiosamente, la realidad se impone sobre el PSIS firmado y, aquel segundo colegio proyectado sobre el papel, era toda una necesidad, acertaron en las proyecciones pero han fallado en la plasmación de aquel PSIS en este punto…y en otros que resaltaremos algún día.

La historia inteminable de la construcción del nuevo Colegio Público de Sarriguren llega a un nuevo episodio que, dos años después, continúa en el mismo punto: igual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.