La APYMA del colegio de Sarriguren responde al Departamento de Educación

DSC_0152La APYMA del colegio de Sarriguren responde al Departamento de Educación:

“Ante los últimos acontecimientos acaecidos tras la jornada del pasado viernes día 13, jornada en la que las familias del CP Sarriguren decidieron que se impartieran las clases en la plaza del Castillo de Pamplona en protesta por la falta de espacio que sufrimos en el centro, la APYMA, antes de hablar de otros temas, quiere aclarar al Departamento de Educación lo siguiente:

  1. En primer lugar, dejar claro que la propuesta de impartir las clases en dicho espacio público fue iniciativa de las familias de este colegio y no del profesorado ni del equipo directivo del CP Sarriguren. Estos, únicamente, se sumaron a la propuesta realizada por los padres y madres. Simplemente se trató de una propuesta familiar, apoyada posteriormente por el profesorado del centro.
  2. Para llevar a cabo tal iniciativa, se solicitaron todos los permisos pertinentes. Por un lado, se solicitó permiso a la Delegación del Gobierno para ocupar un espacio público. Permiso que fue concedido. Se pidió el correspondiente permiso especial para la salida y este fue otorgado por el equipo directivo. Por otro lado, y como corresponde, el centro hizo firmar a cada familia la autorización pertinente para que sus hijos e hijas pudieran salir del centro en horas lectivas, como se hace para cualquier excursión programada en horario lectivo.
  3. El alquiler de los autobuses se realizó como se realiza en cualquier excursión. Eso sí, queremos dejar claro que fueron las familias quienes costearon el gasto de su bolsillo.
  4. Los profesores y profesoras en ningún momento abandonaron su puesto de trabajo. Desde la APYMA confirmamos que el profesorado acudió a la plaza del Castillo a impartir sus clases. Así lo pudieron comprobar quienes por allí transitaban, y así fue recogido y expuesto, posteriormente, por los medios de comunicación que acudieron a esta cita en la céntrica plaza pamplonesa.
  5. Tal y como ya hemos dicho, la presencia del alumnado fue voluntaria y siempre contando con el permiso de sus progenitores o tutores, por lo que quienes no quisieron participar en tal iniciativa pudieron acudir al colegio, donde había profesorado presente o lo que podría llamarse servicios mínimos. Algo que, al parecer, cuestiona Educación, pero que  sostiene y sostendrá ante cualquiera esta APYMA.

            Por todo ello, no nos queda sino apoyar al profesorado de este colegio ante cualquier responsable del Departamento de Educación que ponga en duda su labor educativa y su responsabilidad hacia el alumnado, es decir, nuestros hijos e hijas.

Eso sí, tampoco se nos pasa por alto que este tipo de actitud por parte del Departamento no hace sino limitar el derecho de reunión del profesorado (ya que al parecer tienen prohibido celebrar claustro alguno para tratar la falta de espacios que sufre el centro y para organizar cualquier tipo de movilización sobre este tema). Y, por lo tanto, se  limita al mismo tiempo el derecho de opinión personal ante la situación que vive y sufre un colegio público como es el de Sarriguren.

Esta iniciativa, el dar las clases en la plaza del Castillo, forma parte de un calendario de acciones que se están llevando a cabo porque, entre otros motivos, las familias de este centro consideramos que el próximo curso no está garantizado el derecho a una educación pública digna y de calidad por falta de espacio.

Porque son 48 los grupos que habrá en este centro, que dispone de 47 aulas ordinarias y unas dotaciones comunes diseñadas para dar servicio a tan solo 27 grupos (el equivalente a un centro de 3 líneas).

El pasado curso la matriculación dio como resultado 9 grupos nuevos en infantil y el próximo curso se espera que sean 10 u 11 los grupos resultantes.

El equipo docente y la APYMA de este centro se enfrentan, cada día, a dificultades que con gran esfuerzo se tienen que ir superando para que no se vean afectados ni el alumnado ni las familias.

Por esto, las familias de todos los modelos educativos de este centro se han unido para exigir lo que consideramos un derecho básico para el desarrollo y futuro de nuestros hijos e hijas.

No queremos finalizar este comunicado sin ensalzar los valores pedagógicos de nuestro centro y la labor encomiable del profesorado que se esfuerza por ponerlos en práctica.”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies