Entrevista en exclusiva con el alcalde de Egüés, Alfonso Etxeberria

Alfonso EtxeberriaAlfonso Etxeberria: “Detrás de la decisión de no construir el colegio, hay una clara voluntad política. Si no se hace, es porque no se quiere”

Tras la reunión de ayer con el consejero de Educación, el alcalde del Valle, Alfonso Etxeberria, ha vuelto cabizbajo a su despacho de la casa consistorial. Ha vuelto con la sensación de que les han estado tomando el pelo a lo largo de estos últimos cinco meses, pero al mismo tiempo, se ve con fuerzas para seguir peleando. Iribas le dio a entender que no se va a construir el colegio para el curso próximo, por lo que el alcalde ha animado a quienes pretendían llevar a sus hijos al colegio público a que no se dejen atemorizar por estos mensajes, y que los inscriban en la prematriculación de febrero. Para el alcalde, detrás de la decisión de rechazar la construcción para 2014/15, hay una clara voluntad política, que podría emanar de la propia Presidenta, Yolanda Barcina. El alcalde ha afirmado que la excusa de que el Gobierno no se podía comprometer con un gasto plurianual desaparece desde el primer momento en el que Iribas dice que planea construir el colegio para el curso 2015/16. Esta es la entrevista telefónica que hemos mantenido con el alcalde a las 14:30 h. del mediodía de hoy jueves.

-¿Qué conclusiones saca tras la reunión de ayer con el consejero de Educación? 

La conclusión es clara. El Gobierno de Navarra no quiere firmar el compromiso para que el Ayuntamiento construya el colegio y que más tarde lo paguen ellos. Si antes era que sí, ahora es que no. Esa es la conclusión. No van a firmar ningún Convenio. Y la otra lectura que se puede hacer es que no va a estar el colegio para el curso 2014/15. Eso casi segurísimo. Para el 2015/16 sí va a estar, eso sí que nos lo dijo, pero para este curso próximo, lo vemos prácticamente imposible. Nos han dicho que hasta enero no van a moverse para hacer el proyecto. Y para febrero, depende de sus prioridades, decidirán si se hace el colegio o no. Eso es lo que nos han dicho.

-¿Qué se esconde ahí detrás? ¿No os quieren dar el protagonismo a vosotros? ¿Si para el año que viene va a haber dinero, qué más da que el Ayuntamiento lo adelante un año? 

La realidad es que problema económico no hay. Si dicen que podrían empezar las obras el año que viene, ¿qué problema hay con que adelantemos el dinero? Es una cuestión de prioridades.  Hasta hace poco decían que no había dinero, que no podían encajar el colegio en un gasto plurianual. Y luego dicen que para 2015/16 se podrá construir el centro. Lo han dicho en comparecencia, nos lo han dicho a nosotros ayer, por lo que ese gasto plurianual ya está previsto. Por lo tanto, entendemos que es un tema político puro y duro. No tiene otra lectura. Es evidente que no quieren que cojamos el protagonismo nosotros. Pero no ven que no es una cuestión de protagonismos, es cuestión de dar un servicio a la ciudadanía, y que los niños y niñas de Sarriguren que van a hacer la prematriculación en febrero sepan si van a poder llevar a los críos al colegio, o no.

-Después de afirmar que se iba a firmar el Convenio, llega inesperadamente el ‘no’ del Gobierno. ¿Qué excusas dio ayer Iribas para justificar ese cambio de posición?

Lo primero que nos dijo es que es obligación del Departamento de Educación hacer el colegio. También, que empezarían su tramitación a principios de año. Pero claro, de plazos andamos muy justos, y si encima no se quiere, que es la realidad, porque querer es poder, el colegio no se hace. Si ayer Iribas me hubiera dicho que para enero comienzan las obras, hubiera sido diferente. Pero no. Lo que nos dijo es que el proyecto lo licitarán a primeros de año, y luego, cuando esté el proyecto adjudicado, decidirán si es una decisión prioritaria, o no. Con todo esto, la lectura que hacemos es que van a esperar a la prematriculación, que con la incertidumbre que hay podría ser que baje el número de críos. Nosotros desde alcaldía el mensaje que queremos hacer llegar es que la gente se anime a apuntar a sus críos en el colegio, que lo elijan como primera opción, y si se apuntan muchos, el Departamento va a encontrarse con un problemón. El Gobierno no quiere firmar el Convenio que iba a permitir que para este próximo curso hubiera colegio nuevo, por un tema político, pura y llanamente político. No hay otra lectura. Si el Ayuntamiento dice que el dinero está, y ellos ya estaban para firmar el borrador del Convenio, ¿qué problema hay? Yo tengo todos los documentos que justifican estas palabras, tengo el borrador, tengo los correos que nos hemos intercambiado, tengo todo. En estos documentos está clarísimo que ellos iban a firmar el Convenio. Pero por la razón política que fuera, han decidido tirar todo por la borda, y poner en una situación crítica a la ciudadanía del Valle, que no sabe si el colegio va a dar cabida a todos los niños y niñas el año que viene.  Hoy en el Pleno volveremos a exigir por enésima vez que esté el colegio para el curso 2014/15. La sensación que se te queda es que han estado cinco meses vacilándonos.  Con el Departamento, tanto con los dos directores generales como con los técnicos, estamos encantados. Ha habido una disposición total, y yo sé que ellos apostaban por ese nuevo colegio, pero algo ha pasado ahí, alguna decisión política, que puede venir de esferas más altas, y que hayan decidido echar para atrás esto. Porque otra lectura no se puede hacer. Hacienda lo aprobó, no faltaba nada, no había excusa posible, incluso UPN de Egüés dijo en el Pleno que el nuevo colegio ya se había conseguido, que era un logro de todos….

alcalde-¿Qué mensaje darías a la ciudadanía del Valle?

Que si tienen intención de inscribir a los críos en el Colegio de Sarriguren, que los prematriculen, para que el Gobierno de Navarra vea la necesidad real del centro, porque yo creo que están jugando con los plazos y con la preinscripción, para dejar una incertidumbre sobre si va a haber colegio o no. También les pido que sigan reclamando sus derechos, para que se construya un cole nuevo para el curso 2014/15.

Por parte del Ayuntamiento quiero comunicar que seguimos apostando por el colegio, y que seguimos dispuestos a adelantar el dinero, tal y como lo pidió la ciudadanía en los Presupuestos Participativos.

Yo no me quiero poner ninguna medalla. El Ayuntamiento de Egüés no se quiere poner ninguna medalla. Además, la responsabilidad iba a ser compartida, porque el Departamento de Educación también habría salido beneficiado con la decisión de construir un nuevo colegio. Y sobre todo los niños y niñas de Sarriguren, que iban a tener la seguridad de tener una plaza en el colegio para el año que viene, que no iba a haber problemas de espacio. Y en vez de estar todo el mundo contento, todos a malas.

Al Gobierno de Navarra le quiero transmitir otro mensaje también: Querer es poder, pero hace falta querer. Y en el Departamento creemos que había voluntad para hacerlo, pero el Gobierno de Navarra ha dicho que no a la prioridad del Colegio de Sarriguren, cuando hasta el último momento nos había dicho que sí.

La gente está con ganas de movilizarse, y es normal. Y ahí estará el Ayuntamiento, apoyando a todos. Pero paralelamente en el ámbito político seguiremos trabajando y exigiendo que el colegio esté para el año que viene. El colegio Pedro Atarrabia, que es cuatro veces mayor a lo que se va a hacer aquí,  se hizo empezando las obras en enero-febrero. Y si se quisiera hacer este colegio, se haría. Pero querer es poder, y ellos están poniendo palos en la rueda.

-¿Si el alcalde hubiera sido de UPN, hubiera sido diferente el desenlace?

No lo sé. Si el Ayuntamiento hubiera dado ese paso de adelantar el dinero, y hubiese estado UPN en la alcaldía, seguramente se hubiera hecho el colegio. Pero sí que es verdad que UPN ha estado un montón de años en la alcaldía y no han conseguido muchas cosas. Está claro que la decisión de no hacer el colegio es política. No se hace porque no quieren. Para mí ahí hay una persona que ha dicho que no, y no se hace. No se puede entender de otra manera.

 -¿Quién es esa persona, la presidenta?

Podría ser. Lo triste es que ni siquiera me quiera recibir. Le he solicitado varias reuniones. El otro día le intenté entregar una carta en la que le exigíamos una reunión, no nos la quiso recibir… Y yo le digo que cuando renuncia a recibirme a mí, está renunciando a recibir a casi 20.000 personas, al cuarto municipio más importante de Navarra. Yo no actúo a título personal, actúo como representante de toda la ciudadanía del Valle. Esa negativa, ese feo, se lo hace a toda la ciudadanía del Valle.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.