El envenenamiento de un perro en Erripagaina dispara la alarma en Egüés

Erripagaina, perteneciente a los municipios de Pamplona, Burlada y el Valle de Egüés, vive pendiente de los envenenamientos de perros que se han producido en las últimas fechas

Lea, de siete años, fue rescatada de la perrera después de sufrir malos tratos por sus anteriores dueños. Llevaba mucho tiempo con sus actuales dueños que la acogieron como a una más de la familia disfrutando de ella hasta este 31 de diciembre.

Esta pasada Nochevieja, un familiar la sacó a pasear como de costumbre sobre las 21.00 horas por la zona de la calle Dublín de Erripagaina. Al cabo de cinco minutos, timbraron a los dueños, que estaban en casa, encontrándose al bajar a Lea tirada en el suelo. Muy fría. La dueña, por sus conocimientos de veterinaria, se dio cuenta que algo no iba bien. La llevaron al hospital veterinario, siendo avisados de que había fallecido a consecuencia de unos polvos negros muy tóxicos, que pueden envenenar incluso a los niños.

Varios casos se han dado desde hace meses en la comarca de Pamplona. A veces se han encontrado restos de comida, pero en estos últimos casos, han sido polvos negros que al olerlos y relamerse posteriormente, provocan un fallo multiorgánico en el perro.

Diferentes municipios de la comarca de Pamplona, incluido el Valle de Egüés, y la propia capital han sufrido esos sucesos que están poniendo en alerta a policías locales, protectoras de animales y dueños de los perros.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.