Acción en Red ha repartido en dos años 170 toneladas de alimentos en el Valle de Egüés

Banco de Alimentos del Valle de Egüés
Banco de Alimentos del Valle de Egüés

En total han participado más de 45 personas voluntarias y han podido atender a una media de 242 familias, lo que supone que más de 700 personas se han beneficiado de este servicio

La ONG navarra Acción en Red, en colaboración con la Asociación de Mayores Lacarra repartió en los años 2015 y 2016 más de 170 toneladas de alimento provenientes del Banco europeo de alimentos, el Banco navarro de alimentos y el propio ayuntamiento del Valle de Egüés.

En total han participado más de 45 personas voluntarias y han podido atender a una media de 242 familias, lo que supone que más de 700 personas se han beneficiado de este servicio. Llegaron a atender a un máximo de 257 familias en el peor momento de la crisis, si bien ahora atendemos a 188.

A juicio de la ONG “esta experiencia ha sido enriquecedora fundamentalmente porque ha existido una colaboración positiva entre el ámbito social y el ayuntamiento.”

Para Acción en Red “es de vital importancia practicar una solidaridad comprometida y consciente, que ayuda y denuncia a la vez, por eso le hemos dado importancia a la cesta básica pero también a la formación en ideas, a la capacidad que tenemos de analizar lo que nos rodea para estimular una concienciación crítica sobre la exclusión social y la pobreza”.

“Queremos contribuir a crear una visión crítica sobre las condiciones por las que una persona se ve abocada a recurrir a la cesta básica. Cuando eso ocurre, en la mayoría de las ocasiones, supone un fracaso del conjunto de la sociedad, porque quiere decir que hay familias que consiguen una alimentación básica a través de estas ayudas, y por lo tanto nos exigimos un compromiso de actuación que no se limite a observar y paliar los efectos sociales de una sociedad desigual, sino que trate de analizar también sus causas para eliminarlas y promover cambios en una dirección más justa,” han indicado desde Acción en Red.

En opinión de esta ONG con implantación en varios lugares del estado “tratamos de hacer coparticipes a las personas usuarias, fomentando que ellas también sean voluntarias, como parte del proceso de concienciación y empoderamiento ante los efectos de la exclusión social.”

Por último creen que “el modelo de distribución de comida que se está llevando en Egües es positivo, ya que el control y la gestión recae sobre la institución pública, que es quien debe asumir su obligación moral, administrativa y social de ayudar a las personas que peor lo están pasando. Parece algo secundario, pero que el ayuntamiento hubiera aceptado incluir productos frescos como el pollo o los huevos (a cargo del presupuesto municipal) para completar una cesta que muchas veces desde el punto de vista nutritivo es incompleta, pone en valor la importancia que tiene la implicación institucional en estos asuntos”, finalizan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies